lunes, julio 03, 2006

No a la democracia, el dialogo ni el consenso en educacion

Eso es lo que nos propone el cardenal Cipriani desde su modesto rol de jefe máximo de la iglesia católica peruana que, con cada vez menos fieles, mantiene un enorme poder sobre los que manejan la opinión pública y las decisiones políticas.

Estoy de acuerdo con que la democracia como sistema no es la panacea que funciona siempre y para todo, pero la alternativa autoritaria que sutilmente sugiere esta persona, más aún en un campo tan teñido ya de autoritarismo como es el educativo, es inaceptable. También estoy de acuerdo con que la fe y la búsqueda de la verdad son asuntos muy importantes en la vida, pero afirmar que ésto se logrará a través de la enseñanza universal de los preceptos de una determinada religión impuesta sobre otras formas de creer y vivir es completamente abusivo.

Cipriani nuevamente demuestra su poco aprecio por la libertad de opinión y la libertad en general, características que lo hicieron tan simpático para el ex presidente Fujimori.

Aquí la noticia según RPP:


Cardenal Juan Luis Cipriani celebró Misa por el Día del Maestro
domingo, 2 de julio , 2006 - 05:54:22

(RPP Noticias) Durante su homilía el Pastor de Lima afirmó que la enseñanza no se decide por mayorías de votos, y que la democracia no es el mejor sistema para todos los problemas de la humanidad.

“La verdad y el bien no son por mayoría de votos o encuestas, la verdad es un deber que tenemos todos, de manera especial quienes son autoridad y maestros, de buscarla y para eso el Señor nos ha dado inteligencia y fe”, añadió.
Señaló que el proceso educativo no es un problema de tantos diálogos y consensos, el maestro tiene que enseñar como quien tiene autoridad, y esto tiene que ver mucho con el buen ejemplo y la autoridad moral.

Comentó que muchas veces en nuestro país el gran problema de la enseñanza es la falta de disciplina, los maestros han dejado la responsabilidad de guiar a los jóvenes, y para esto es necesario educar con el buen ejemplo, que es coherencia y unidad entre la vida y la fe”.

Manifestó también que desgraciadamente hemos conseguido que las palabras ya no tengan significado, y eso es muy grave. “Sin la verdad el maestro no tiene autoridad porque lo que diga para los demás significará otra cosa o cada uno dirá su opinión que no siempre es verdadera”.

“En los tiempos actuales la Iglesia se encuentra con ese gran desafío, el valor de las palabras, que solo se puede rescatar si la palabra va acompañada del ejemplo, así de esta manera habrá autoridad”, agregó.

Invitó finalmente a los maestros a enseñar la fe que esta resumida de manera muy bonita en el Catecismo de la Iglesia Católica, asi como a enseñar con autoridad y el buen ejemplo, y a rescatar la disciplina y el orden en la enseñanza para tener jóvenes llenos de creatividad y entusiasmo en la vida.

3 comentarios:

MNI=0.2% dijo...

No me digas que ahora eres defensor de Patria Ro..., perdón, del SUTEP?????? Y buehhhhh que se puede esperar de un "rabanito" como tú. Salu2.

Jesucristo dijo...

Yo no creo en la Iglesia Católica ni en sus dogmas ni en sus recomendaciones de vida. Así que con mi esposa hemos decidido que nuetros hijos estudien en un colegio laico. Un colegio que se sostenga con los pagos de los alumnos, es decir, con la plata de sus usuarios, y no con la plata del Estado, como algunos colegios católicos.

Anónimo dijo...

Best regards from NY! »