jueves, diciembre 07, 2006

Gobierno de Alan 2006

El blog ha decaído mucho, y si bien la mayoría de miembros hemos seguido de cerca las acciones del gobierno, nadie se ha lanzado a escribir un post. Ya que no quiero hacerla muy larga, pondré solo algunas impresiones y abiertas especulaciones sobre el actual régimen.

En primer lugar debe comentarse que, como siempre, las promesas electorales fueron puramente electorales. La idea del cambio responsable no se aplicó, simplemente porque no ha habido mayores cambios. Me hicieron gracia las críticas que señalaron que el presente gobierno era un toledismo sin Toledo. Quién lo hubiera esperado.

Ya en este blog se ha hablado de la formación de una megacoalición reaccionaria en el Perú. Esta coalición comprende a amplios sectores de los empresarios, militares, funcionarios estatales, medios de comunicación, apristas, fujimoristas, pepecistas; es decir, la clase dominante en su conjunto. Tienen en común dos puntos en la agenda: el primero y más importante, el mantenimiento de la política económica de capitalismo salvaje. Se quiere hacer creer que el crecimiento económico, producto de los altos precios actuales de nuestras materias primas, es la vía al desarrollo. Como si no conociéramos la historia del guano o del caucho. Ni se ataca la desigualdad ni hay preocupación por fomentar actividades productivas que den valor agregado, se habla de aportes voluntarios, no ahuyentar las inversiones, etc. La plata fácil, que lamentablemente no será eterna.

El segundo punto, también perverso, es el de la impunidad. Los militares no quieren saber nada con acusaciones por violaciones a los derechos humanos, menos si estas vienen de "comunistas" como los del IDL. Los fujimoristas y apristas tampoco quieren recordar los escandalosos actos de corrupción de sus gobiernos pasados. Mejor hay que perseguir a Toledo, o quitarle libertades a las ONG. Acá la alianza APRA fujimorismo calza perfecto.

En el tema de las ONG me parece que se vio algo importante. Hubo divisiones en la derecha. Como se sabe, en el Perú la derecha es liberal en lo económico, y en lo político no tanto. Así, ultraneoliberales como Aldo Mariátegui apoyaban la "priorización" de los proyectos de las ONG "caviares"; esto es, la intromisión del Estado en la esfera privada: la aberración de los principios liberales. Otra derecha más progresista, como el diario El Comercio, se oponía a la medida. Lo curioso es que la izquierda democrática (caviar si quieren) parece ser la nueva defensora de los principios liberales en el Perú. Una convergencia en este eje con sectores pro empresa no tan cavernícolas podría significar una coalición alternativa, algo así como la coalición que se opuso firmemente al fujimorismo a fines de los noventa.

Entonces el APRA (¿alguien recuerda El Antiimperialismo y el APRA?) gobierna con y para la derecha, y encima es el aliado número uno de Estados Unidos en la región. García aparece haciendo contrapeso a la tendencia nacionalista sudamericana: Correa, Chávez, Evo. El tema del TLC es patético. Ahora resulta que hay que mendigarle a Estados Unidos que lo firme, y la principal razón por la que no lo quieren firmar los demócratas es porque acá no hay condiciones laborales apropiadas, y la firma del tratado, además de que sería competencia desleal con los trabajadores gringos, perjudicaría más a los trabajadores peruanos. Felizmente los trabajadores peruanos tenemos a los congresistas demócratas para que nos protejan de un eventual TLC. Por otro lado, De Soto y compañía quieren hacer creer que el TLC es un tema técnico, cuando es un tema claramente político. Más cuando el candidato anti TLC obtuvo la más alta votación en primera vuelta en las elecciones de abril de 2006.

Por otro lado, Alan está loco. El nivel de histrionismo y personalismo es preocupante. ¿Cómo va a reaccionar si las cosas empiezan a salir mal? Del Castillo no se la puede pasar “apagando incendios”, se nota muy rápido que no tienen claro qué hacer. Y si empiezan a meter la pata, digamos, se pelean con la derecha y se ponen populistas de nuevo, a la bruta, no me extrañaría una movida golpista. ¿Quién ocuparía el cargo? Pues el vicepresidente, claro está.

Cuando escuché la noticia de que había un complot de extrema derecha para asesinar a Alan, pensé que era una broma. Ahora pienso diferente. A pesar de que esta bastante a la derecha, hay quienes temen que haga de nuevo las burradas del pasado, y si va a ser así, mejor que entre Giampietri.

En fin, como dije, la mayoría de interpretaciones son pura especulación, pero para eso está este blog. Lo que sí, el Perú escogió un buen candidato, pero un mal gobernante, me parece. Veremos cómo va todo.

10 comentarios:

viej dijo...

¿Qué historia fue esa de disparos en palacio de gobierno luego del cambio de comandante general del ejército? ¿Y el supuesto atentado contra la ministra Mazzetti? El bailarín del teteo no se las tiene todas consigo y desde el comienzo se supo que mientras no hiciera nada estaríamos mejor porque no bien comenzara a hacer algo la malograría peor de lo que ya está.
Es lamentable que no hayamos tenido verdaderas opciones en la segunda vuelta del 2006. Fíjense en qué se ha convertido Ollanta. Y los apristas... Tanto que les dije que votaramos por el Chaparrón. Ya ven, de pura pena de que la gente noi se diera cuenta de que él era la voz se enfermó y se murió. Lo que me pregunto, y esto es para los jóvenes, es si no será tiempo de olvidarnos de la política tradicional y empezar a mover cosas creativas y alternativas. Campañas sencillas de cosas básicas, como aire puro, respeto, derechos elementales. Y presentarlo de una manera novedosa, loca, provocativa, con la que la gente se pueda identificar. Habló la viej.

uy curuju dijo...

Deja vu no es solo ese increible disco de CSN&Y. Cuando se trata del APRA, es una sensación permanente ...

¿Otro zarpazo sobre los ahorros?
César Hildebrandt
La Primera - Lima

El señor ministro de Economía, Luis Carranza, que sigue siendo un gran cerebro en el gabinete de cerebros del BBVA, ha dicho, de puro honesto, la verdad: que el gobierno trama ponerle impuestos a los intereses generados por las cuentas de ahorros superiores, en monto, a los 7,500 soles.

Es que hay que buscarle recursos al Bolívar en reversa que nos gobierna, al hombre que necesita dinero para salir todos los días en la TV a anunciar algo o a recibir a alguien -no interesa la magnitud de lo que se anuncia ni la categoría de quien es recibido: lo que importa es que Chirito traiga las luces y las cámaras para calmar el síndrome de abstinencia narcicista del señor Presidente-.

Y, claro, como Carranza no se va a atrever a tocar las sobreganancias empíreas de las mineras ni las utilidades himaláyicas de los bancos, a quienes sirve gentilmente, ni las sospechosas exoneraciones con nombre propio y lobby adjunto, entonces se atreve a decirnos “que está en estudio” birlarse parte de lo que rindan los ahorros de los medianos y pequeñitos.

La valiente Mercedes Cabanillas, que es la única socialdemócrata con voz que queda en un partido que ya se parece al odriismo -su viejo amante del Club Nacional-, ha saltado hasta el techo. Y han saltado hasta el techo los friedmanistas, aunque por otras razones (también valederas). Pero los que más han saltado hasta el techo son los ahorristas, que ayer han aturdido las redacciones con sus protestas y con sus recuerdos.

En efecto, y sin quererlo, Carranza ha hecho que algunos miles de peruanos revivan el zarpazo cleptócrata del Apra en su gestión anterior, cuando decidió robarse los certificados en dólares de los ahorristas medianos y pequeños y devolverlos en esos intis de papel de baño hechos en la imprenta mental de Carbonetto, un loco que asesoraba al otro loco y que decía que el asunto de la inflación no había que dramatizarlo.

Pues bien, ya lo sabemos. Ayer fue el Apra revolucionaria la que le pegó una mordida a los ahorros. Hoy puede ser el Apra contrarrevolucionar ia la que lo haga.

No importa el disfraz quinquenal que se ponga: hay que financiar las inauguraciones, las microondas, los almuerzos con su anchoveta más mientras la pesquería hace lo que le da la gana con el mar de todos y muchas compañías del litoral están embarcadazas en el narcotráfico. Hay que sufragar, a como dé lugar, la fiesta fiscal de la apariencia.

Porque el doctor García sabe que sin cambiar el modelo no habrá cambio de país sino acentuación de desigualdades. Y sabe que al traicionar sus promesas electorales ha traicionado a su partido, a la gente como Cabanillas, que se sigue sintiendo de centro-izquierda y ahora experimenta las pellejerías de la soledad. Que las experimente porque de ella será el futuro, no lo dudo.

Y que el doctor García con su pan se lo coma. Los grandes empresarios que hoy lo veneran, los periodistas que hoy lo adulan, la parasitosis del billetón que zumba en Palacio, no tienen el menor interés en que el Perú cambie. Y sólo un pasmado puede decir que un país con 48 por ciento de pobres no debe cambiar. A no ser que el doctor García se haya tragado el cuento de los que le dicen que persistir en este modelo exclusivamente primario-exportador dará resultados en el largo plazo.

No, doctor García: lo que puede pasar es que ser tenaz en este error puede volver a desacreditar el concepto de democracia y la fe en que el esfuerzo propio y empresarial es el motor del desarrollo. Y si eso sucede, ojalá que sus actuales asesores -los arquitectos de su resignación- lo aconsejen en ese caso mejor.

Alditus dijo...

Comentarios de aldo mariategui en http://aldomariategui.blogspot.com/

Loqal dijo...

como dice hildebrandt, lo que a la larga se puede desacreditar es la democracia misma. preocupante.

otra, viej me decía el otro día que el próximo presidente será castañeda. yo creo que será kouri, cómo la ven?

uy curuju dijo...

haber elegido, o haber dejado (por omisión) que alan llegue a la presidencia, no es cualquier cosa.
este país necesitaba cambios urgentes e imprescindibles que nos sacaran de este programa económico que no tiene salida dentro de su propio curso.
el triunfo de alan, la derrota de humala, no solo nos privó de alinearnos con programas económicos alternativos a nivel regional, sino que también nos metió en un callejón sin salida.
esperemos que la aparición de grupos como el hoy publicitado MRTA - V, no constituyan la salida que los sectores pauperizados y desesperados estan buscando, y que de darse, nos meterá nuevamente en la espiral de violencia que por lo menos yo, recuerdo en mis peores pesadillas.

uy curuju dijo...

y que tal esto...

Fecha publicación:02/ 12/2006)
Tema: El Brasil de Lula
País/es: Brasil

Entrevista a Marcola, jefe de la banda carcelaria de San Pablo denominada Primer Comando de la Capital (PCC).

El 23 de mayo de este año, el diario O Globo de Brasil en su Editorial Segundo Cuaderno, publicó una 'Entrevista a Marcola del PCC'. El es Marcos Camacho, jefe de la banda carcelaria de San Pablo denominada Primer Comando de la Capital (PCC), que durante este año ha provocado numerosos actos de vandalismo en esa ciudad y alrededores. La siguiente es la traducción textual del reportaje.

-¿Usted es del PCC?

-Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnostico era obvio: Migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía... ¿Qué hicieron? Nada. ¿El Gobierno Federal alguna vez reservó algún presupuesto para nosotros? Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las villas en las montañas o en la música romántica sobre 'la belleza de esas montañas al amanecer', esas cosas... Ahora estamos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo.
Nosotros somos el inicio tardío de vuestra conciencia social ¿Vio? Yo soy culto. Leo al Dante en la prisión.

-Pero la solución sería...

-¿Solución? No hay solución, hermano. La propia idea de 'solución' ya es un error. ¿Ya vio el tamaño de las 560 villas miseria de Río? ¿Ya anduvo en helicóptero por sobre la periferia de San Pablo? ¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política, crecimiento económico, revolución en la educación, urbanización general y todo tendría que ser bajo la batuta casi de una 'tiranía esclarecida' que saltase por sobre la parálisis burocrática secular, que pasase por encima del Legislativo cómplice.
¿O usted cree que los chupasangres (sanguessugas) no van a actuar? Si se descuida van a robar hasta al PCC. Y del Judicial que impide puniciones. Tendría que haber una reforma radical del proceso penal del país, tendría que haber comunicaciones e inteligencia entre policías municipales, provinciales y federales (nosotros hacemos hasta 'conference calls' entre presidiarios. ..) Y todo eso costaría billones de dólares e implicaría una mudanza psicosocial profunda en la estructura política del país. O sea: es imposible. No hay solución.

-¿Usted no tiene miedo de morir?

-Ustedes son los que tienen miedo de morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo mandar matarlos a ustedes allí afuera. Nosotros somos hombres-bombas. En las villas miseria hay cien mil hombres-bombas. Estamos en el centro de lo insoluble mismo. Ustedes en el bien y el mal y, en medio, la frontera de la muerte, la única frontera. Ya somos una nueva 'especie', ya somos otros bichos, diferentes a ustedes. La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama, por un ataque al corazón. La muerte para nosotros es la comida diaria, tirados en una fosa común ¿Ustedes intelectuales no hablan de lucha de clases,de ser marginal, ser héroe? Entonces ¡llegamos nosotros! ¡Ja, ja, ja...! Yo leo mucho; leí 3.000 libros y leo al Dante, pero mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país.
No hay más proletarios, o infelices, o explotados. Hay una tercera cosa creciendo allí afuera, cultivada en el barro, educándose en el más absoluto analfabetismo, diplomándose en las cárceles, como un monstruo Alien escondido en los rincones de la ciudad. Ya surgió un nuevo lenguaje. ¿Ustedes no escuchan las grabaciones hechas 'con autorización' de la justicia? Es eso. Es otra lengua. Está delante de una especie de post miseria. Eso. La post miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes. Mis comandados son una mutación de la especie social. Son hongos de un gran error sucio.

-¿Qué cambió en las periferias?

-Mangos. Nosotros ahora tenemos. ¿Usted cree que quien tiene 40 millones de dólares como Beira Mar no manda? Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, un escritorio.. . ¿Cuál es la policía que va a quemar esa mina de oro, entiende? Nosotros somos una empresa moderna, rica. Si el funcionario vacila, es despedido y 'colocado en el microondas'. Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos. Nosotros luchamos en terreno propio. Ustedes, en tierra extraña. Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo. Nosotros estamos bien armados Ustedes tienen calibre 38. Nosotros estamos en el ataque. Ustedes en la defensa. Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad.
Ustedes nos transformaron en 'super stars' del crimen. Nosotros los tenemos de payasos. Nosotros somos ayudados por la población de las villas miseria, por miedo o por amor. Ustedes son odiados Ustedes son regionales, provincianos. Nuestras armas y productos vienen de afuera, somos 'globales'. Nosotros no nos olvidamos de ustedes, son nuestros 'clientes'. Ustedes nos olvidan cuando pasa el susto de la
violencia que provocamos.

-¿Pero, qué debemos hacer?

-Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a 'los barones del polvo' (cocaína)! Hay diputados, senadores, hay generales, hay hasta ex presidentes del Paraguay en el medio de la cocaína y de las armas. ¿Pero, quién va a hacer eso? ¿El ejército? ¿Con qué plata? No tienen dinero ni para comida de los reclutas. El país está quebrado, sustentando un estado muerto con intereses del 20% al año, y Lula todavía aumenta los gastos públicos, empleando 40 mil sinvergüenzas. El ejército irá a luchar contra el PCC? Estoy leyendo Klausewitz 'Sobre la Guerra'. No hay perspectiva de éxito.
Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones.
Tenemos hasta misiles anti-tanque. Si embroman, van a salir unos Stinger.
Para acabar con nosotros... solamente con una bomba atómica en las villas miseria. ¿Ya pensó? ¿Ipanema radiactiva?

-Pero... ¿No habrá una solución?

-Ustedes sólo pueden llegar a algún suceso si desisten de defender la 'normalidad' . No hay más normalidad alguna. Ustedes precisan hacer una autocrítica de su propia incompetencia. Pero a ser franco, en serio, en la moral. Estamos todos en el centro de lo insoluble. Sólo que nosotros vivimos de él y ustedes no tienen salida. Sólo la mierda. Y nosotros ya trabajamos dentro de ella. Entiéndame, hermano, no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: 'Pierdan todas las esperanzas. Estamos todos en el infierno'

Loqal dijo...

usu qué bravo. pero un poco fanfarrón, también, ¿no?

chinochan dijo...

y walter salles hace cidade de deus.

123 dijo...

Si pues, el Peru no tiene solucion. No sabria que esperar de Alan, puede pasar cualquier cosa. No hay soluciones sociales, solo soluciones individuales. Cada uno se acomoda como puede y donde puede. Si ese brasileño se acomodo en su prision, a su manera hace lo mismo que un gran industrial, solo que aprovecha el azar como suyo. Distintos niveles del capital. Lo paradojico es que la historia esta llena de discursos asi. Como si leer el periodico fuese leer epitafios civiles. Comerciales de la muerte.

viej dijo...

Está chévere el rollo del mafioso culto que divide el mundo entre los vivos, los que sí la ven, ellos; , los cojudos (todos nosotros). Eso sí, generosamente nos da un tip: capturen a los barones de la coca.
En lo que parecen coincidir varios de los que comentan es que no hay solución. ¿Por qué nos afanaremos tanto con buscar la solución si desde los cavernícolas parece que no la hay? Yo soy optimista. En vez de estarnos lamentando de lo que no funciona, comencemos a celebrar lo que sí, hagamos harta fiesta cada vez que algo nos sorprenda. Ideas nuevas, proyectos interesantes, los blog, la internet...