lunes, agosto 14, 2006

Flamante Gobierno

Estoy impresionado con lo fufullero que es Alan García. A los mayores les pregunto: ¿era así en su anterior gobierno? Seguramente me dirán que era peor. Con el rollo de la austeridad y la pena de muerte ha desviado la atención de la gente y en muchos casos ha logrado su aprobación, mientras hace un show mediático sin precedentes. Todo el día está en la tele, ya sea en conferencias o comerciales, no sé qué tan austeros. Hasta despacha con sus ministros en vivo. Pero, por otro lado, van saliendo destapes. Ahora en la mañana Techito Bruce denunció que el gordo Garrido Lecca está empujando el programa "Agua para Todos", de una inversión estatal de 900 millones de soles por año, sin licitación. O sea, va a poner a alguno de sus patas para que haga el negocio. Esperemos que los apristas confirmen lo contrario, pero por ahora, ya debemos estar atentos.

8 comentarios:

Roberto dijo...

en realidad es complejo el tema. el argumento del corsario garrido lecca es que el snip ha fracasado y hay unos amarres bien feos allí. la partida va a ser accesible a municipios que presenten su proyecto directamente. no va a haber un gran proyecto, sino que van a ser 900 millones para micro proyectos de agua.

el snip terminó siendo una traba burocrática (más paja, más técnico, más cibernético)

ocraM dijo...

uuyy... el snip es todo un tema. pero quitarlo sería una gran pendejada del apra.

(una lástima que haya bajado la discusión en este blog. a ver si le echan un ojo al mío.

Loqal dijo...

sí, primero los que posteamos estuvimos apáticos y luego los que normalmente comentan parecen haberse aburrido.

el gobierno del APRA me está dando miedo. el tema de la pena de muerte lo grafica todo. siguiendo la cita de cotler en el somos del sábado, la cosa es más o menos así: ya que no tienen interés en realizar una verdadera reforma de la justicia, que ponga en la cárcel a los culpables, en la calle a los inocentes y a todos les dé un juicio rápido; han apelado a las bajas pasiones: matemos a los violadores.

No hay tampoco una reforma de la
policía, verdaderas campañas de prevención, etc., el Estado se desentiende de las causas de fondo pero elimina a los violadores.

y así con todo. más allá de la posición que uno pueda tener sobre la pena de muerte y la austeridad en las remuneraciones, se percibe que hay toda una finta mediática pero en el fondo las cosas permanecen incambiadas y neoliberales. los apristas te dicen que no van a copar el estado con su gente y por todos lados escucho que lo están haciendo. decir una cosa y hacer exactamente lo contrario, ese es el nuevo estilo.

apático dijo...

nuevo estilo?? una visita a la historia dirá que no hay novedad alguna...

Loqal dijo...

por lo menos con toledo eso no era sistemático. toledo era torpe, estos son unos cucos.

123 dijo...

COn Toledo habia una paradoja¨el marco legal se prestaba para la transformacion, pero el cuerpo social era una fuente de corrupcion. Si te fijas en el Apra vas a ver que estan divididos, dentro de ellos hay varias facciones en pugna. Su gobierno va a ser como un barco pirata: el sable del capitan cortara cabezas mientras pueda. Y su lugarteniente mostrara sonrisas en la tele. Cada vez mas la politica es una rama del espectaculo. Modestamente, creo que el Peru no tiene solucion inmediata; es un fardo muy pesado y no hay que echarselo al hombro.

uy curuju dijo...

con toledo el marco legal se hubiera prestado para la transformación si hubiera habido la voluntad de hacer la transformación. pero nunca la hubo. sino, hubieran por ejemplo, vuelto a la constitución del 79, vía por la cual no hubiera quedado cabeza corrupta con vida.
y aunque estes mal mi querido valentin, a ti tambien te cae la culpa.
con alan creo que el sable solo cortará las cabezas que pongan en peligro la "tranquilidad económica" del país. o sea todo lo que pueda significar el cambio de la politica economica fujimorista.

Loqal dijo...

sí. se ha puesto de derecha pero que da miedo Alan Damián. veremos qué pasa cuando la gente empiece a pitear, y se dé cuenta de que más allá del bien organizado show, no pasa nada.